Xbox One y PS4 no hacen de AMD una empresa rentable

Xbox One y PS4 no hacen de AMD una empresa rentable
Vota este post

A pesar del optimismo de los ejecutivos de AMD con los ingresos por la inclusión de sus SoCs en las consolas de videojuegos de nueva generación, pensado que la diversificación del negocio ayudaría a volver a la senda de la rentabilidad, los resultados del primer trimestre de 2014 no son demasiado halagüeños.

La noche del pasado jueves AMD registró unas pérdidas de 20 millones de dólares sobre unos ingresos de 1,4 billones de dólares para el primer trimestre del año fiscal de 2014, en comparación con unas pérdidas de 146 millones de dólares sobre unos ingresos de 1,09 billones de dólares para el mismo período del año pasado. Este aumento del 28% de los ingresos superó todas las expectativas previstas, ya que los analistas encuestados por Thomson Reuters esperaban unos ingresos de 1,34 billones.

“AMD continuó nuestro impulso por construir la sólida base que nos propusimos en el segundo semestre de 2013, transformando aún más la compañía”, dijo Rory Read, presidente y director ejecutivo de AMD, en un comunicado de prensa. “Estamos bien posicionados para seguir creciendo de forma rentable a medida que diversificamos nuestro negocio y permitimos a nuestros clientes impulsar el cambio y ganar.”

En cuanto a las unidades de negocio de AMD, su segmento de Computing Solutions registró unas pérdidas de 3 millones de dólares y unos ingresos de 663 millones – decreció por tanto un 12 por ciento con respecto al mismo período del año pasado, teniendo en cuenta que el mercado de PC sigue disminuyendo. Por el contrario, los ingresos procedentes de Soluciones Gráficas y Visuales aumentaron un 118% hasta alcanzar los 734 millones de dólares y registrando así unas ganancias de 91 millones de dólares. AMD atribuye esta mejora en los ingresos por la integración de sus SoCs en consolas y a la fuerte demanda de las series Radeon R7 y R9 en gran parte debido a la minería criptográfica.

Dejando a un lado el hype suscitado por su victoria en el sector de las consolas, AMD tiene considerables problemas por introducir su silicio en otro tipo de hardware. El hardware de AMD gana enteros con sus APUs en los ordenadores portátiles pero es prácticamente inexistente en las tablets. La única tablet con hardware AMD que destaca es una Vizio de 11,6 pulgadas – una compañía conocida por vender televisores de la Taiwanesa ODM en los Estados Unidos. En el sector móvil Kaveri sigue sin aparecer en acción y Beema y Mullins no son competitivos.

Para rematar la estrategia de ingresos, Intel está manteniendo a AMD fuera del espacio de la gama baja a la que está tratando de apuntar con Beema y Mullins. Gracias a una estrategia agresiva, Intel puede darse el lujo de gastar 100 millones de dólares dirigidos específicamente a crecientes fabricantes con sede en Shenzhen, mientras que AMD tiene que pedir dinero prestado a tasas de interés más altas que la deuda griega para conseguir mantenerse a flote.

Las cosas podrían estar mejorando para AMD gracias a los ingresos, pero todavía queda un largo camino por recorrer para tener una rentabilidad consistente durante el trimestre.

Para el próximo trimestre, AMD espera que los ingresos aumenten más o menos en un 3 por ciento, lo que significa que esperan que los ingresos no cambien demasiado.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.