sony ps vita slim
Artículos, PS Vita

PS Vita Slim : Retroanálisis

29 agosto, 2017

Sony no sorprendió a muchos cuando en octubre del ya lejano año 2013 empezó a comercializar la primera revisión de PlayStation Vita de forma exclusiva en Japón. Se trataba de un nuevo modelo denominado Slim – PCH-2000 internamente -, con el que buscaban un menor peso y menor grosor, consiguiendo una reducción del 15 y el 20 por ciento respectivamente.

Esta nueva PS Vita se lanzó en seis colores distintos; blanco, negro, blanco y azul, blanco y verde, negro y caqui. En este análisis puedes ver el modelo blanco y azul, llamado oficialmente Light Blue.

¿Se trata de una mejor versión, o por el contrario, una versión “abaratada”?

Pasamos a verlo en detalle.

Pantalla

Sony ha decidido cambiar la pantalla utilizada en este modelo de Vita, una decisión que ha resultado en bastante controversia por parte de los seguidores de Vita, ya que se ha elegido montar un panel LCD de dudosa calidad, para reducir costes de fabricación. Este panel LCD es IPS y proporciona buenos ángulos de visión y niveles de brillo, pero los colores, comparados con la pantalla OLED de la Vita original se ven muy pobres. Pero sin duda donde más se nota esta carencia es en los negros, un aspecto que en la tecnología OLED es impresionante y que permite a los juegos poner en pantalla esos negros profundos que tanto gustan a los jugadores.

ps vita 1000 vs ps vita 2000

La resolución continúa siendo la misma, 960×480 píxeles, un aspecto que no pueden mejorar debido a la incompatibilidad que existiría con el software ya desarrollado para la consola. Sin embargo, aún a día de hoy en un mundo donde ya se habla de pantallas Full HD en dispositivos móviles, esta resolución sigue siendo suficiente.

Por supuesto, la pantalla sigue siendo multitáctil y funciona igual de bien que su predecesora.

Sonido

Los altavoces han conservado su posición original en la consola, aunque su aspecto exterior ha sido rediseñado. No se aprecian diferencias entre los dos sistemas de altavoces, Sony ha conseguido un apartado sonoro muy correcto para disfrutar de los juegos en su consola portátil.

Como no podía ser de otra forma, Vita Slim sigue incorporando una conexión de audio de 3,5 mm para conectar unos auriculares.

Diseño

No podía terminar este análisis sin hablar del nuevo diseño de este modelo de Vita. La elección de colores se basa en conjuntos bicolores, en este caso la parte frontal es blanca y la trasera azul.

En la parte frontal se han rediseñado los orificios de los altavoces, así como los botones Select, Start y PS, eliminando la iluminación LED para las notificaciones en este último, y que han pasado a la parte superior de la consola. En la parte inferior, se ha eliminado el puerto de carga propietario y se ha sustituido por el estándar Micro-USB, lo que significa que la Vita Slim se puede cargar con casi cualquier cargador de Smartphone.

El marco de la pantalla ha pasado de estar integrado con el resto del cuerpo de la consola, a estar separado de forma muy apreciable. Es un detalle que podría haberse resuelto de mejor forma.

En cuanto a la elección de materiales, no ha sido la más adecuada, ya que no dejan de parecer materiales plásticos baratos e incluso llegan a crujir mientras se sostiene la consola con las dos manos.

Conclusiones

Sony ha querido abaratar su PlayStation Vita, aunque no de la forma que esperaban los posibles compradores de su consola. El coste de fabricación se ha visto reducido debido a la utilización de materiales menos costosos, y que además, en algunos casos pueden llegar a ser peores, como es el caso de la pantalla LCD.

A esto hay que sumarle la dificultad de poder conseguir este modelo fuera de Japón y el Reino Unido, países donde se vende este modelo –aunque con diferencias en la disponibilidad de colores- y que de momento, no parece que vaya a venderse de forma global.

En definitiva, este modelo Slim incorpora algunas características interesantes, como la memoria integrada de 1 GB, un pequeño incremento en la duración de la batería y los distintos colores con los que se encuentra a la venta, pero también tiene varios puntos negativos como la pantalla de menor calidad, los materiales utilizados para su construcción y su disponibilidad, difícil de conseguir.

Lo mejor

  • Memoria integrada
  • Los nuevos colores le sientan genial
  • Poder cargarla con cualquier cable Micro-USB

Lo peor

  • Que no se encuentre disponible en todos los territorios
  • Calidad de los materiales
  • La pantalla
  • La imposibilidad de utilizar una tarjeta de memoria y la memoria integrada de 1 GB de forma simultánea
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sin Comentarios

Dejar un comentario