SEO

Cómo triunfar con un blog de cocina

7 Julio, 2016

Hay nichos de Internet que parecen estar completamente saturados. De hecho, algunos de ellos lo están, como es el caso de la cocina. En la red hay miles de páginas dedicadas a recetas, restaurantes, trucos y un sinfín de temas relacionados con la gastronomía. Algunos cocineros conocidos, aficionados y otros expertos intentan destacar en un mercado en el que no es nada fácil conseguirlo. Por eso es normal que te plantees si merece la pena poner en marcha un blog de cocina, si aún no tienes uno, o si tu página de recetas no tiene futuro y es mejor buscar nuevos horizontes en los que tengas más posibilidades de éxito.

Antes que nada quiero decirte que no hay una fórmula mágica con la que puedas triunfar de la noche a la mañana. No importa si se trata de trabajar en un blog de cocina o en cualquier otro segmento. El blogging no es una forma revolucionaria de conseguir ingresos pasivos y hacerte rico sin mover un dedo. Necesitas dedicar tiempo y esfuerzo si realmente quieres conseguir el éxito. Dicho esto, voy a darte algunas pautas con las que lograrás que una humilde página de recetas aparezca en la primera página de resultados y el número de lectores aumente día tras día.

  • Presta atención al diseño

Lo primero que tienes que hacer es elegir el estilo de tu blog. Para que las recetas se puedan leer con facilidad lo mejor es decantarse por un diseño sencillo, que le dé la importancia que se merece a tu contenido.

Huye de los diseños demasiado elaborados, llenos de florituras y contenidos que solo desvían la atención. Cuando alguien entra a leer un blog de cocina y se encuentra con ventanas emergentes, banners en la barra lateral que no dejan de parpadear y cosas por el estilo, lo más probable es que abandone en poco tiempo la página y busque la receta en otro sitio. Dale a tu audiencia lo que quiere: contenidos claros y fáciles de consumir (nunca mejor dicho).

Un diseño muy complicado afecta también a una de las partes críticas de tu blog. La velocidad de carga se ralentiza y tarda mucho más de lo esperado. Esto no solo afecta a los usuarios que entran, sino también a los robots que indexan el contenido. Si tu blog de cocina tarda más de 3 segundos en cargar, tienes muchas posibilidades de que los buscadores te ignoren. Además los usuarios abandonarán la página antes de tiempo, de modo que la tasa de rebote aumentará y te hundirás aún más.

Elige diseños simples que faciliten la visibilidad y carguen rápido. También es importante que analices regularmente el tiempo de carga por si hubiera algo que ralentiza tu blog. Herramientas como PageSpeed Tools de Google te indica si la velocidad de tu página es la adecuada y elementos para corregir y optimizar el contenido, como el tamaño de las imágenes, los scripts, etc.

  • El SEO de tu blog de cocina

Una de las cosas a las que menos importancia se le da a un blog de cocina es el SEO. Muchos blogueros piensan que las recetas no tienen que adaptarse a los parámetros de los buscadores y pierden una gran oportunidad de posicionarse bien. Pero estamos hablando de una página en Internet, y como tal debe estar optimizada de cara al posicionamiento en buscadores igual que las demás. Puede que tengas la mejor receta de pollo del mundo, pero si el contenido no está adaptado a lo que exige Google ten por seguro que muchas otras recetas de pollo aparecerán delante de ti.

Aunque no es conveniente que te obsesiones con los algoritmos de búsqueda, elegir un título atrayente, las palabras clave adecuadas y organizar el contenido de forma amigable para robots y lectores por igual te ayudará a escalar posiciones poco a poco. Y si además de SEO creas contenidos de buena calidad, las probabilidades de éxito se multiplican.

Hablando de SEO y redacción de contenidos, aquí tienes un artículo de referencia que te puede ayudar a comprender los conceptos y combinarlos para mejorar tus resultados:

SEO y Copywriting: La combinación perfecta para vender más

Aunque está orientado al mundo de las tiendas online, el artículo tiene puntos muy interesantes para aplicar a tu blog de cocina. Échale un vistazo y ponlo en práctica para aumentar el interés de los lectores y buscadores.

  • ¿Y si te especializas?

Un blog de cocina a menudo puede ser muy general. Si publicas recetas, tal vez tengas publicaciones dulces y saladas, tradicionales o vanguardistas y muchas otras. Si haces reportajes de restaurantes, escribes artículos de noticias relacionadas con la gastronomía similares, te puede pasar lo mismo. Especializarte puede ser la mejor manera de conseguir que tu blog de cocina aparezca en las primeras posiciones, aumentando las visitas y el número de seguidores interesados.

Por ello, en vez de tener un blog en el que publiques un poco de todo, busca un nicho de mercado en el que haya poca competencia y bastante interés. Te doy una idea: cada vez hay más interés por las recetas sin gluten, mientras que la competencia en este nicho es relativamente baja todavía. Si centras tu blog de cocina en publicar recetas sin gluten es bastante más probable que escales posiciones que si quieres aparecer publicando simplemente recetas de galletas, por ejemplo.

La especialización es una de las oportunidades con mayor proyección que hay para un blogger. Solo tienes que orientar tu estrategia al público objetivo que quieres atraer. Quizás no se trate de las recetas que más te gustan, pero triunfar con un blog no siempre significa hacerlo cubriendo el tema que más te interesa, sino haciendo lo propio con el que interesa a la audiencia.

  • Cuida las imágenes

Las imágenes cada vez tienen mayor relevancia en Internet. Y en el mundo de la cocina aún es más cierto. No tienes que comprarte una cámara último modelo ni montar un estudio de fotografía, pero la presencia de los platos que muestras, sean recetas creadas por ti, platos que pruebas en restaurantes y así por el estilo es determinante a la hora de conseguir visitantes.

Elige sitios en los que haya iluminación natural, decora tus platos con algo de estilo y busca un ángulo en el que se muestren en todo su esplendor. Así tendrás mucho terreno ganado.

Si además de cuidar las fotografías utilizas las redes sociales, el número de visitas aumentará con total seguridad. Hoy en día Instagram es indiscutiblemente el mejor escaparate del mundo para enseñar tu blog de cocina. Aprovéchalo y verás cómo crece el interés de los usuarios, las visitas a la página y los enlaces desde otros sitios, un detalle que si bien ha perdido algo de relevancia a nivel SEO, sigue siendo importante sobre todo cuando viene de medios con autoridad.

Tampoco te olvides de otras redes. En Facebook, Twitter o Pinterest hay miles de potenciales seguidores que pueden impulsar tus publicaciones y atraer más visitas. Si haces buenas fotografías habrás ganado muchos enteros para recibir visitas tanto de redes sociales como de los buscadores por imágenes.

Además de hacer fotos de buena calidad, asegúrate de etiquetarlas adecuadamente. Así podrás duplicar las probabilidades de aparecer en la primera página de resultados. Una buena fotografía sin etiqueta o mal etiquetada es una oportunidad de oro perdida para tener éxito con tu blog de cocina.

  • No dejes de publicar

Pero si hay algo que realmente funciona para que tu blog de cocina aumente sus posibilidades de éxito es no rendirse. Tienes que publicar regularmente para que los buscadores localicen contenido fresco y nuevo cuando vuelvan a pasar por el blog. Repasa los contenidos que han recibido más visitas y busca el modo de publicar ideas similares, como variantes de las recetas, reportajes de interés relacionados con los ingredientes si se trata de un blog de gastronomía, productos de temporada, etc.

Como te he dicho antes un blog no es una varita mágica con la que sacar dinero sin hacer nada. Hace falta trabajar, algunas veces mucho, para empezar a ver los primeros resultados. Y cuando estos llegan, hay que trabajar aún más para seguir creciendo. Eso si, la satisfacción de ver cómo aumentan las visitas, apareces en la primera página de un buscador o los seguidores comparten tus contenidos no se pueden explicar.

  • Un último consejo

Antes de terminar hay un último consejo que debes seguir: ante todo, diviértete. Si tienes la sensación de que tu blog se convierte en una pesadas carga, acabarás por descuidar los contenidos y se notará en el resultado final. Es importante que te importe lo que haces, y eso solo lo conseguirás pasándolo bien.

Triunfar con tu blog de cocina no es una utopía. Es posible siempre y cuando tengas bien claro lo que quieres conseguir, cómo lo vas a hacer y estés dispuesto a ajustar la estrategia si algo no funciona. Sigue los consejos que te muestro aquí y verás que incluso en un nicho con tanta competencia sigue habiendo oportunidades para hacerte un hueco.

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No Comments

Leave a Reply